es

Home

Una Aspirina al Día: ¿Es Bueno para Usted?

Algunas personas pueden tomar una aspirina por día para reducir el riesgo de ataque cardíaco o derrame cerebral. Descubra si usted es candidato para el tratamiento con una aspirina diaria.

Desde hace tiempo, la aspirina se ha promocionado como un medicamento maravilloso. Los antiguos griegos usaban la forma natural de la aspirina, obtenida del árbol del sauce, como medicamento.
 
La aspirina se utiliza principalmente para tratar dolores de cabeza y otras molestias. Los estudios demuestran que también puede ayudar a prevenir los ataques cardíacos y derrames cerebrales.
 
Si la aspirina puede tratar tantas condiciones, ¿debería tomar una por día?
 
Recomendaciones
La necesidad de tomar aspirina todos los días podría depender de su riesgo de ataque cardíaco o derrame cerebral y de su edad. También hay que sopesar la necesidad con la posibilidad de que la aspirina cause sangrado en el estómago o los intestinos (hemorragia gastrointestinal).
 
El Grupo de Trabajo en Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF, por sus siglas en inglés) brinda estas pautas para que sigan los médicos:
 
•             Recomendar a los hombres de 45 a 79 años que tomen aspirina cuando el posible beneficio de reducir el riesgo de ataque cardíaco supere el posible daño de una mayor hemorragia gastrointestinal.
•             Recomendar a las mujeres de 55 a 79 años que tomen aspirina cuando el posible beneficio de reducir el riesgo de derrames cerebrales isquémicos supere el posible daño de una mayor hemorragia gastrointestinal.
•             No se debe recomendar a las mujeres menores de 55 años y los hombres menores de 45 años que tomen una aspirina diaria para prevenir enfermedades cardíacas.
•             Para las personas mayores de 80 años, no existen suficientes pruebas para recomendar el uso de la aspirina para prevenir enfermedades cardíacas.
 
La American Diabetes Association (Asociación Estadounidense de la Diabetes), la American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón) y el American College of Cardiology (Colegio Estadounidense de Cardiología) ofrecen consejos más específicos para las personas diabéticas. Recomiendan el tratamiento con aspirina de dosis baja para:
 
•             Personas diabéticas con mayor riesgo de enfermedades cardíacas que no tienen mayor riesgo de sangrado. En esta categoría se incluyen los hombres mayores de 50 años y las mujeres mayores de 60 años con al menos otro factor de riesgo de enfermedad cardíaca.
 
También sugieren que los médicos consideren el tratamiento con aspirina de dosis baja para:
 
•             Personas diabéticas con riesgo moderado de enfermedades cardíacas que no tengan mayor riesgo de sangrado. En esta categoría se incluyen las personas diabéticas más jóvenes que tengan al menos otro factor de riesgo de enfermedad cardíaca. También, se incluyen las personas diabéticas mayores que no tengan ningún otro factor de riesgo de enfermedad cardíaca aparte de la diabetes.
 
Tenga en cuenta que algunas de estas sugerencias difieren de las pautas del USPSTF. Si tiene diabetes, hable con su médico para saber si el tratamiento con aspirina de dosis baja es adecuado para usted.
 
Estas pautas sólo son para la “prevención primaria” de las enfermedades cardíacas. Es decir, las personas que no hayan tenido enfermedades cardíacas en el pasado. Si ya tiene una enfermedad cardíaca, hable con su médico para ver si le recomienda aspirina o algún otro anticoagulante para ayudar a prevenir futuros ataques cardíacos o derrames cerebrales.
 
Cómo reducir los factores de riesgo
 
Antes de comenzar el tratamiento con aspirina, hable con su médico. Su médico analizará todos sus factores de riesgo personales para decidir si la aspirina es adecuada para usted.
 
Si ya tuvo un ataque cardíaco o derrame cerebral, su médico tal vez le indique el tratamiento con aspirina para prevenir que tenga otro.
 
Aunque no haya tenido un ataque cardíaco o derrame cerebral, quizá le indiquen tomar aspirina si tiene ciertos factores de riesgo. Estos factores de riesgo son:
 
•             Edad
•             Nivel alto de colesterol total
•             Tabaquismo
•             Antecedentes familiares de enfermedades cardíacas
•             Diabetes
•             Presión arterial alta
 
Una investigación preliminar sugiere que la aspirina podría prevenir ciertos tipos de cáncer, pero los médicos no la recomiendan aún con ese fin. Se necesitan más investigaciones para evaluar si los beneficios superarían los riesgos.
 
¿El tratamiento con aspirina tiene efectos diferentes en hombres y mujeres?
Un estudio reveló que la aspirina parece ser más eficaz en la prevención del primer derrame cerebral en las mujeres y el primer ataque cardíaco en los hombres. Los hombres tienen un mayor riesgo de tener un ataque cardíaco que las mujeres hasta los 65 años.
 
El riesgo de las mujeres de tener un ataque cardíaco aumenta drásticamente después de la menopausia. Además, las mujeres siempre tienen más riesgo que los hombres de sufrir derrames cerebrales. Tanto los hombres como las mujeres corren los mismos riesgos de hemorragia gastrointestinal con el consumo de aspirina.
 
¿Cuál es la dosis más segura y eficaz?
Los médicos no están seguros de cuál es la dosis de aspirina más eficaz para prevenir un ataque cardíaco o derrame cerebral. Las dosis más altas podrían aumentar el riesgo de hemorragia, pero incluso en dosis bajas aún hay riesgo de:
 
•             Úlceras estomacales
•             Derrames cerebrales hemorrágicos
•             Zumbido en los oídos y pérdida de la audición
•             Reacciones alérgicas
 
Si su médico le sugiere el tratamiento con aspirina, pregúntele cuál es la dosis adecuada para usted.
 
Posibles interacciones entre medicamentos
La aspirina puede ser una mala combinación con otros medicamentos. Por ejemplo, el ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios pueden bloquear los efectos de la aspirina y multiplicar por cuatro el riesgo de úlceras y sangrado. Además, tomar aspirina con otros anticoagulantes puede diluir demasiado la sangre, lo que, a su vez, puede aumentar su riesgo de complicaciones hemorrágicas graves.
 
Si toma una aspirina por día, hable con su médico antes de someterse a cualquier cirugía, incluso arreglos dentales, ya que corre el riesgo de un sangrado excesivo durante la cirugía.
 
Por último, la interrupción de la aspirina puede causar la formación de coágulos de sangre. Siempre hable con su médico antes de comenzar o dejar de tomar cualquier medicamento, aunque sea de venta sin receta.
 

Email a Friend