es

Home

Medicamentos que Debe Evitar Cuando Esté Embarazada

Algunos medicamentos de venta con y sin receta pueden ser arriesgados para un bebé en desarrollo. Esto es lo que tiene que saber sobre tomar medicamentos cuando está embarazada.

Durante el embarazo, es probable que esté muy atenta a todo lo que come. Es posible que coma más sano y que evite el alcohol y el tabaco (así como el humo ajeno) para no poner en riesgo la salud de su bebé.
 
Sin embargo, la mitad de las mujeres en edad fértil toman medicamentos de venta con o sin receta regularmente. Algunos de estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de aborto espontáneo, defectos congénitos y partos prematuros. Si está embarazada, o incluso si está pensando en tener un bebé, hable con su médico o farmacéutico. Pregúntele sobre los posibles riesgos de cualquier medicamento o suplemento que esté tomando.
 
A continuación, encontrará ocho medicamentos de uso frecuente que, por lo general, son seguros si no está embarazada, pero que podrían representar un riesgo para un bebé que aún no ha nacido. Si se entera de que está embarazada mientras está tomando alguno de estos medicamentos, hable con su médico inmediatamente antes de dejar de tomarlo. Su médico le indicará qué es lo mejor para usted y su bebé.
 

  1. La isotretinoína (Accutane, Amnesteem, Claravis y Sotret) se receta para el acné intenso. Puede causar defectos faciales y cardíacos graves en el feto, así como aborto espontáneo. Las mujeres que están tratando de quedar embarazadas o que están embarazadas no deben tomarlo.
  2. La acitretina (Soriatane), para la psoriasis, puede causar daños si se la toma durante los tres años previos a un embarazo. Puede causar defectos congénitos graves.
  3. El ácido valproico o valproato (Depakene y Depakote), la fenitoína (Dilantin), la carbamazepina (Tegretol) y algunos otros medicamentos anticonvulsivos aumentan el riesgo de defectos en la médula espinal, el corazón, la cara y las manos del bebé.
  4. La ergotamina y la metisergida y algunos otros medicamentos que se usan para tratar la migraña pueden aumentar el riesgo de parto prematuro.
  5. Los inhibidores de la ECA se usan para tratar la presión arterial alta. Pueden aumentar el riesgo de defectos congénitos graves en el corazón y en el sistema nervioso central si los toma durante el primer trimestre. Si se toman después del primer trimestre, también pueden causar enfermedades en el feto.
  6. El ibuprofeno se usa para tratar la fiebre y el dolor, pero podría hacer que una abertura normal del corazón del bebé se cierre demasiado pronto. También podría detener el parto si se toma en el tercer trimestre. Algunos estudios sugieren que existe una relación entre el consumo de ibuprofeno y los abortos espontáneos.
  7. La aspirina, si se la toma en los últimos meses de embarazo, también podría hacer que una abertura normal del corazón del bebé se cierre demasiado pronto. Si se la toma cerca del parto, podría causar hemorragia o un parto prolongado.
  8. Las vitaminas y los suplementos a base de hierbas podrían conllevar un riesgo real, aunque puedan parecerle naturales y buenos para usted. Tomar ciertas vitaminas y suplementos durante el embarazo puede causar aborto espontáneo, parto prematuro, contracciones o daño en el feto. Tome las vitaminas prenatales según las indicaciones de su médico.

 
Tenga en cuenta que aquí no se detallan todos los medicamentos posiblemente dañinos. Por ejemplo, todas las drogas ilegales, como la cocaína y la marihuana, están relacionadas con defectos congénitos. Algunos medicamentos son demasiado nuevos como para que los investigadores confirmen que son seguros a largo plazo.
 
Informe a su médico de todos los medicamentos de venta con y sin receta, vitaminas, hierbas y suplementos que tome. Su médico le dirá si es seguro seguir tomándolos si está embarazada o tratando de quedarse embarazada.
 
Recuerde que también puede haber sustancias perjudiciales en lugares inesperados. Probablemente sepa que no debe beber demasiado café y refrescos debido a que su contenido de cafeína se relaciona con tasas más altas de aborto espontáneo y bajo peso al nacer. Sin embargo, los suplementos nutricionales y muchos analgésicos de venta sin receta también pueden contener cafeína. Lea atentamente todas las etiquetas para evitar problemas.

Email a Friend