es

Home

Cómo Prevenir las Complicaciones de la Diabetes Tipo 2

La diabetes tipo 2 puede causar complicaciones graves, como enfermedades cardíacas, daño renal y pérdida de la vista. Aprenda a prevenir estos problemas.

Tener diabetes tipo 2 significa que el cuerpo no produce suficiente insulina o que las células no usan bien la insulina. La insulina ayuda a transportar el azúcar (la glucosa) de la sangre a las células, donde se utiliza para producir energía. Sin la cantidad adecuada de insulina, el azúcar se acumula en la sangre. Los niveles altos de glucosa en sangre pueden dañar los nervios y vasos sanguíneos de todo el cuerpo, lo que puede causar una serie de problemas graves de salud denominados complicaciones.
 
Controlar la glucosa en sangre es muy importante para su salud si tiene diabetes. El control y registro de sus valores de glucosa en sangre muestra si usted está logrando mantener el nivel de glucosa en sangre en el rango objetivo. También puede ayudar a su médico a saber si su tratamiento está funcionando y a hacer los ajustes necesarios. Un buen control de la glucosa en sangre puede ayudar a prevenir o retrasar la aparición de las complicaciones de la diabetes.
 
¿Cuáles son las complicaciones de la diabetes?
Las posibles complicaciones de la diabetes tipo 2 incluyen:
 
•             Enfermedades cardíacas. Las personas con diabetes corren un alto riesgo de tener ataque cardíaco, derrame cerebral y otras enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos. De hecho, dos de cada tres personas con diabetes mueren a causa de un ataque cardíaco o derrame cerebral.
•             Enfermedad renal (nefropatía). Los niveles altos de glucosa en sangre hacen que los riñones se esfuercen más, lo que, con el tiempo, daña estos órganos y puede producir insuficiencia renal.
•             Enfermedades oculares. La diabetes puede dañar los vasos sanguíneos del ojo. Este daño puede producir retinopatía, que a su vez puede causar pérdida de la vista y, con el tiempo, ceguera. La diabetes también aumenta el riesgo de cataratas y glaucoma.
•             Daño nervioso (neuropatía). El tipo de daño más común es la neuropatía periférica, que afecta los brazos y las piernas. Puede causar una variedad de síntomas, como sensación de hormigueo, dolor o insensibilidad. La pérdida de sensibilidad en los pies aumenta el riesgo de que una lesión en los pies pase desapercibida y se infecte. La neuropatía también puede afectar la vejiga, los intestinos y el estómago y puede causar disfunción eréctil.
•             Infecciones. Las personas diabéticas están en mayor riesgo de tener muchos tipos de infecciones. Los niveles altos de glucosa en sangre favorecen la proliferación de bacterias y hongos; además, dificultan la capacidad del sistema inmunitario para combatir infecciones. Las infecciones de las encías, la vejiga y la piel son frecuentes. A veces, las infecciones de los pies se vuelven graves y requieren amputación.
 
¿Cómo puedo prevenir las complicaciones?
La clave para prevenir las complicaciones es mantener sus niveles de glucosa en sangre lo más cerca posible del objetivo. Para lograrlo, su médico le ayudará a desarrollar un plan de tratamiento en el que usted deberá:
 
•             Controlar la glucosa en sangre. Es importante hacerlo con la frecuencia que le indique su médico, que puede ser una o dos veces al día, o una vez por semana.
•             Llevar una dieta saludable que tenga un alto contenido de fibra y sea rica en granos integrales, proteínas magras, grasas saludables, frutas y verduras.
•             Hacer ejercicio regularmente de acuerdo con las recomendaciones de su médico.
•             Tomar los medicamentos para la diabetes según lo recetado. Muchas personas con diabetes tipo 2 necesitan tomar medicamentos. Algunas de ellas también deben usar insulina.
•             Bajar un poco de peso si tiene sobrepeso. El sobrepeso dificulta más el control de la diabetes y aumenta el riesgo de tener otros problemas de salud. Incluso una pequeña pérdida de peso puede ayudar.
 
Controlar su glucosa en sangre y seguir su plan de tratamiento pueden ayudarle a evitar las complicaciones de la diabetes tipo 2. Usted también puede reducir el riesgo de complicaciones al:
 
•             No fumar. El hábito de fumar aumenta la presión arterial y el daño nervioso, así como el riesgo de enfermedades cardíacas y derrame cerebral.
•             Controlar la presión arterial y el colesterol. Quizás tenga que tomar medicamentos para mantenerlos en los valores normales.
•             Controlarse los pies con frecuencia para detectar llagas o lesiones que podrían producir infecciones.
•             Hacerse exámenes de la vista regulares.
•             Realizarse exámenes médicos cada tres a seis meses. Esto le ayudará a su médico a llevar un registro de su salud y a detectar precozmente cualquier complicación. Un tratamiento rápido puede disminuir o detener el avance de complicaciones.
•             Hablar con su médico sobre un tratamiento diario con aspirina. Los expertos indican que un tratamiento con dosis bajas de aspirina puede ayudar a reducir los riesgos de problemas cardíacos en algunas personas diabéticas. Sin embargo, este tratamiento no es para todas las personas. Pregúntele a su médico si es adecuado para usted.

Email a Friend